28 de abr. de 2013

«iFixit» y «Repara tu mismo»


Es normal que las cosas se estropeen, pero no tirarlas cuando aún vale la pena repararlas. A menudo, la creencia de que algo nuevo es mejor y, a la larga, más barato que lo antiguo, no es del todo cierta. En muchos casos, reparar sale más a cuenta y es más fácil de lo que parece, prueba de ello es el proyecto iFixit (en inglés).

iFixit es un proyecto abierto y colaborativo, que pretende poner a disposición de cualquier usuario manuales de reparación de toda clase de productos (tostadoras, coches, reproductores de música, ordenadores, cámaras de hacer fotos, móviles, lavadoras...). La mayoría de los tutoriales son en formato escrito, pero algunos de ellos están disponibles en vídeo a través de su canal de youtube y lista de vimeo. Además, dispone de una tienda online donde comprar piezas y herramientas necesarias para las reparaciones.

24 de abr. de 2013

Debaten la propuesta de ley anti-Obsolescencia Programada en el senado francés


Ayer, 23 de abril, Jean-Vincent Placé senador y presidente de EELV, presentó al senado francés una proposición de ley contra la Obsolescencia Programada. En sus palabras «es momento de parar la carrera frenética del usar y tirar, y avanzar en la línea de proponer alternativas reales para una tecnología y un modelo económico durable». De esta manera, el debate sobre la OP ha llegado al senado y despierta interés en la escena pública francesa.

La propuesta ha sido bien acogida por la mayoría de grupos parlamentarios, que han comprendido el beneficio económico y ecológico que representa un aumento de la duración de los productos: menos desechos y un crecimiento del empleo en el ámbito de la reparación y el mantenimiento.

18 de abr. de 2013

Ley de Garantías


En esta entrada se expone cómo funciona la ley de garantías1 y hasta donde protege al consumidor.

Actualmente la legislación2 comprende dos tipos de garantías, la legal y la comercial. La más básica de las dos es la garantía legal, regulada por el estado y que está establecida en 2 años3 a partir de la fecha de la compra. Así mismo, garantiza el servicio técnico y el suministro de piezas de repuesto durante 5 años desde que el producto deje de fabricarse, para los bienes de carácter duradero4. Por otro lado, el distribuidor, vendedor o fabricante, puede ofrecer voluntariamente una garantía más allá de la legal, llamada garantía comercial.

15 de abr. de 2013

Proyecto de ley anti-Obsolescencia Programada en el senado francés


El pasado jueves 24 de marzo, Jean-Vincent Placé, president de Europe Écologie Les Verts (EELV), presentó en el senado una proposición de ley para una mayor protección del consumidor frente la OP. La propuesta abarca una amplia gama de medidas, incluyendo el aumento de la garantía legal de los productos, asegurar el suministro de piezas de recambio o armonizar l'eco-contribución1 en función de la duración del producto.

La proposición entrará en debate el 23 de abril de este mismo año. En el caso de aprobarse, la justicia francesa considerará un delito la Obsolescencia Programada, punible con hasta diez años de prisión y con multas que pueden ascender a los 37.500€.

A grandes rasgos, estos son sus 7 artículos:

14 de abr. de 2013

Al mal tiempo... ¡Buena cara!


-Con este componente hecho de un metal raro, la duración del producto pasará de 18 meses a 12...
-¡GENIAL! ¡Esto puede augmentar nuestras ventas en un 33%!

12 de abr. de 2013

Comprar, tirar, comprar


Podéis ver el documental «Comprar, tirar, comprar, la historia secreta de la Obsolescencia Programada» a través de este enlace.